© 2019 Luciana González Franco  Todos los derechos reservados

Diseñadora Industrial formada en la Universidad Nacional de Córdoba (2007) y en l'École Nationale Supérieure de Création Industrielle, ENSCI/Les Ateliers, Paris (2006). Sus productos surgen a partir de la exploración de materiales recuperados: sus posibilidades morfogenerativas, gestos y lenguajes propios, transformando la “basura” en una nueva materia prima. Distinguida en concursos de diseño a nivel nacional e internacional: Ternium-Siderar; Museo Nacional de Arte Decorativo; Sello del Buen Diseño, Argentina; Salão Design Movelsul, Brasil; Lápiz Amarillo D&AD Award, Reino Unido; "Living Simplicity", organizado por Designboom en colaboración con la firma italiana Vico Magistretti, Milán. Representante del país en ferias y eventos de diseño en el exterior: NY Mart en la ICFF - International Contemporary Furniture Fair, New York, USA; Cumbre de Ciudades Creativas de la UNESCO en el marco de la Biennale de Saint Etienne, Francia; Salon Maison & Objet, Paris, Francia. En lo académico, docente de la Carrera de Diseño Industrial en la FADU-UBA desde el año 2009, y organiza workshops de diseño experimental en torno a la reutilización de materiales de descarte. Actualmente desarrolla y comercializa su línea de productos propios, y presta servicios de diseño a empresas.

Clientes: AySA-Agua y Saneamientos Argentinos, Artek Stands, Cablevisión, Centro Metropolitano de Diseño, Fundación SUMA, Gicovate, Greenpeace, Intaface, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, Lollapalooza Argentina, Malba Tienda, Plan Nacional de Diseño, Vacavaliente

Las ideas para nuevos productos llegan casi por casualidad, paseando por la ciudad, juntando «basura»  que muta y se transmuta, combinando elementos que no están destinados a encontrarse.

Una vez reunidos, casi por arte de magia, se convierten en un nuevo todo, un producto singular. Conservan huellas de esa otra vida que los antecede: pequeñas rayas, manchas, etiquetas, anotaciones en birome.

Tienen un pasado y sus existencias se reciclan. Son historias que generan nuevas historias.

 

 

Trabajo de manera freelance, me dedico casi exclusivamente al desarrollo de productos a partir de materiales de descarte: muchos surgen espontáneamente, la curiosidad es un motor muy fuerte, otros por encargo de empresas, que buscan resolver ciertas necesidades a partir de la reutilización / refuncionalización de sus propios desechos (productos institucionales, regalos para eventos, equipamiento, etc.). El trabajo con materiales de descarte surge como una búsqueda personal, dando lugar a la creación de diversos productos. Luego me pareció interesante proponérselo a las empresas como un servicio de diseño: hacer visible la transformación de sus desperdicios en objetos útiles. La iniciativa está alineada con la tendencia mundial de acciones sustentables y cuidado del planeta. Se genera un círculo virtuoso:  el descarte le sirve a la empresa para cubrir sus objetivos, y al mismo tiempo comunicar valores medioambientales. Creo que desde el Diseño se puede hacer mucho, y se puede educar. Los productos funcionan como portavoces de diferentes mensajes, nos pueden llevar a reflexionar acerca de qué consumimos, los recursos implicados, qué desechamos, qué más podemos hacer antes de mandar algo a la basura. Ojalá que como consumidores pensemos en eso y mucho más.